Posteado por: anglotony | marzo 24, 2016

Cuando Cruyff propinó una lección al nacionalismo

Su espíritu libre es hoy más necesario que nunca.

cruyff

Johan Cruyff tenía carácter, criterio, genio, sentido del humor y pasión: era libre y alegre en un club con personalidad. No se mordía la lengua y decía lo que pensaba. El nacionalismo siempre codició su apoyo, pero él, cuanto más lo conocía, más lo rechazaba, y no quiso saber nada se su radicalismo. En el Barça de hoy, enanizado, aborregado y sometido a los políticos –Núñez siempre se resistió a politizar el club y por eso está pagándolo-, la libertad de Cruyff  ya no cabía.

Cuando el verano pasado se pitó al Himno y al Rey en el Nou Camp ante las risas de Artur Mas, el holandés no se anduvo por las ramas:

“Pitar el himno lo veo una desgracia total y una falta de respeto. A uno que pita el himno le falta un tornillo”.

Adéu Johan…

Ver la entrada original 20 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: